¿Cómo se fabrica una joya? Métodos de fabricación

¿Cómo se fabrica una joya? Métodos de fabricación

Técnicas para la fabricación de joyas

Técnicas para la fabricación de joyas

Técnicas para la elaboración de joyas

Se puede entender como técnicas al conjunto de procedimientos y elementos necesario para poder cumplir o lograr un objetivo en específico.  De esta forma toda labor requiere de técnicas para llevar a cabalidad los requerimientos necesarios para obtener el resultado esperado. De esta manera cuando se habla de la elaboración de joyas se pueden encontrar distintas técnicas a seguir para la fabricación de las mismas. Cada una de esas técnicas le permite al joyero mantener un control del trabajo que está haciendo.

Para la fabricación de una joya se tienen que tomar en cuenta ciertos aspectos fundamentales. Se debe de determinar el diseño y así poder saber los materiales más adecuados para dicha elaboración. La mano de obra y el tiempo que llevara la elaboración de la pieza de joyería.

A continuación se describirá el proceso de fabricación de joyas:

  1. Fundición:es el proceso en el que se transforma el metal sólido en líquido. Los metales nobles como la plata son ideales para la elaboración de joyas por sus características. Estas características son las siguientes:

1.1  Maleabilidad: esta propiedad le permite al metal ser golpeada o laminada.

1.2  La ductilidad: significa que puede ser estirada.

En este proceso requiere la obtención del metal para ser fundido con el soplete en vasijas de barro (crisoles).  Previamente se tiende a usar ciertas aleaciones (cobre) en el caso de la plata.

De forma más detallada el proceso de fundición se puede resumir de la siguiente manera:

Se procede a fundir los recortes de limaduras. Luego se  calientan en un recipiente adecuado hasta que desaparezcan todas las partes incandescentes.  Se continua el proceso al pasar el imán por las limaduras hasta lograr separar las impurezas de hierro. Posteriormente se procede a agregar el bórax (químico fundente). Se introducen los recortes en un crisol y a continuación la limalla, previamente sumergida en gasolina.

Ya para ir finalizando con el proceso se aplica el fuego del soplete, lentamente, y a medida que se funde en la superficie, se aplica más fuego hasta obtener una masa homogénea.  Una vez fundido el metal se da la vuelta al crisol con la ayuda de una pinza, observándose siempre que el líquido no se pegue en las paredes. Se continúa vaciando lentamente y sin interrupción en las rilleras (previamente calentadas y engrasadas). Finalmente se debe de dejar enfriar, se le limpia y se procede a probar con el respectivo ácido, para verificar si ha salido correcta o no la aleación.

  1. Laminado:Una vez fundido el metal se procede al siguiente proceso conocido como laminado. El proceso consiste en sacar de la rillera la barrita de oro o de plata y se lleva a una máquina llamada laminadora. Estas maquinas pueden ser de dos clases: de hilo o de chapa. En este proceso se utiliza el calibrador para obtener la lámina del grosor requerido por el joyero. Pero si se requiere obtener hilos de oro o de plata, se realiza el vaciado previo del oro en las rilleras del hilo, y luego de haberse solidificado se los lleva a las laminadoras.

Una vez laminado el metal y gracias a su propiedad de ductibilidad éste se trasnforma en filamentos bastante finos.

Posteriormente para lograr un mayor estiramiento del metal se procede a usar una herramienta llamada hilera.

  1. Calado: una vez laminado el metal se le cala. Calar  no es mas que cortar y eliminar una parte del material. Las piezas caladas deben tener medidas precisas a fin de evitar imperfecciones en el trabajo posterior o en el producto final. Generalmente este trabajo se realiza con seguetas para calar.

 

  1. Soldadura: es  fundamental en el proceso de fabricación de joyería. Esto es porque permiteunir los elementos por medio del calor y un punto de soldadura. Antes de realiza r la soldadura es necesario tomar en cuenta ciertos aspectos. Primero se debe de lijar la pieza para obtener una pieza más limpia. Segundo al soldar el metal es aconsejable emplear en la soldadura el mismo metal.  Y tercero, es necesario usar un fundente que evita que el espacio a soldar se oxide y con ello corra la soldadura con facilidad.

Es importante resaltar que este proceso (soldadura) es bastante delicado por lo que requiere de mucha experticia del joyero.  La herramienta que se utilizan para realizar este proceso es el soplete.

  1. Acabado o amusado de las joyas:este proceso es de mucha importancia para el joyero ya que a partir de éste se determina el aspecto de la joya.  Durante esta etapa ocurre una serie de subprocesos que engloban el limado, lijado, pulido, aseo o lavado y el abrillantado final de la misma.

5.2 Limado: este proceso consiste en dejar la pieza metálica libre de asperezas tanto el interior como el exterior de la misma. Generalmente se  utilizan diferentes tipos de limas para lograr un mejor acabado.

5.2 Lijado: el lijado va a darle un acabado más limpio a la pieza, ya que quitara todas las asperezas que el limado no pudo quitar. Una vez perfectamente lijado la pieza queda lista para la siguiente etapa.

5.3 Pulido: el pulido va a proporcionarle a la pieza el color característico del oro o de la plata. Este proceso requiere  de mucho cuidado y precisión, especialmente cuando se trabaja con piezas en las cuales han  sido engastadas piedras preciosas.

5.4 Aseo o limpieza de la joya: este proceso algunos lo definen como parte de la etapa final de la fabricación de la joya. La limpieza consiste en eliminar todas aquellas impurezas (especialmente la grasa) acumuladas en la pieza.

Existen varias formas de asear o lavar la joya.  Entre ella se encentra el proceso de la electrolítica a base de calor. En la cual se somete a la joya a dicho proceso usándose para ello, ácidos. Otra forma quizá más rudimentaria de hacer este proceso cuando no se cuenta con los ácidos es de la siguiente manera:

Se dispone de un recipiente adecuado y se añade agua oxigenada, cianuro y agua

Caliente. También se encuentra una manera más sofisticada  de lavado de joyas y es a través de la maquina ultrasónica cuyas operaciones se efectúan a una

temperatura aproximada de 50 a 60 grados centígrados. Una vez lavadas las piezas se deben de secar.  Por lo general se utiliza un soplete.

5.5 Abrillantado: este proceso realmente es la guinda del pastel. Ya que el abrillantado le proporciona a las joyas el brillo o luminosidad que le son característicos. Para esto se utiliza una especie de cepillo llamado “mota” que funciona a base de un motor incorporado.

Cabe destacar que estas técnicas en términos generales se llevan a cabo como se mencionaron, pero pueden existir algunas variantes. Todo dependerá del joyero y la forma en como lleve a termino su trabajo.

Otras técnicas en la fabricación de joyería

La filigrana es otro tipo de técnica que frecuentemente los joyeros utilizan para elaborar los distintos tipos joyas.

La filigrana es una de las técnicas de la orfebrería muy antigua. Es considerada un arte bastante difícil pero una vez elaborada la joya con esta técnica el resultado impresionante obteniéndose una joya de una belleza y una delicadeza inexpresable.

Este arte consiste en crear con oro o plata hilos bastante finos. Estos hilos se trabajan de una manera tan particular como si se estuviera tejiendo.

Esta forma tan particular de hacer joyas es caracterizada por el cuidado y precisión que lleva cada pieza de joyería elaborada. Esta técnica se aprende de generación a generación lo que la hace aun más valiosa.

Los pasos para trabajar una joya con la técnica de filigrana se pueden resumir de la siguiente manera:

Lo primero que se requiere es el material o materia prima (Oro o plata) con la que se elaborará la joya.

En segundo lugar se llega al proceso de Fundición. Este proceso es muy parecido al de las otras técnicas. Ya que se procede a realizar las respectivas aleaciones por ejemplo: Se liga el oro con plata y cobre en proporciones variables del 30% al 35% de liga. Se funde el oro en un crisol sobre una fragua para luego, con la ayuda de un muelle de hierro proceder a realizar el vaciado en la rillera de hilo.

En tercer lugar se procede al Destruncado y Estirado. Una vez obtenido el hilo de la laminadora, éste debe de pasar por las hileras. Haciéndolo pasar por los distinto orificios de la hilera. Este proceso se debe de realizar varias veces hasta obtener un hilo sumamente fino.

En cuarto lugar se pasa al Entorchado e Hilado. Una vez obtenido el grosor esperado de los hilos se continua con el entorchado, utilizándose generalmente una tabla lisa en el cual entorchan o envuelven los dos hilos del metal.

Una vez realizado el primer entorche se reconoce con el soplete, para volverlo a entorchar una vez más. El proceso se repite hasta lograr que el hilo sea fino y delgado. A esta técnica, también se la conoce con el nombre de hilado.

En quinto lugar se llega al Laminado. Este proceso consiste en pasar al hilo entorchado por las láminas planas de la laminadora, con la finalidad de obtener una especie de encaje.

 

En sexto lugar se procede al Cartoneado. Este proceso consiste en realizar los contornos de los objetos que se van a elaborar con hilo de oro o de plata.

En séptimo lugar se procede a la Confección del objeto o Relleno de la pieza. En esta etapa se toma el hilo que se usara para confeccionar la parte central del objeto evitando que el mismo se deshaga; posteriormente se continua realizando los siguientes rellenos o dobleces siempre en torno al primero. Generalmente el relleno de una pieza se hace de diversas maneras (eslabones, una figura curva, cerrada, entre otras).

Ya para ir finalizando el proceso se continua con la Soldadura. En este proceso se reúnen las piezas que conformarán la joya sobre una piedra pómez lisa, para proceder a la soldadura.

Una vez terminada la soldadura se procede al Lijado como noveno paso. Esta etapa también es un poco diferente a la aplicada en otras técnicas ya que en los trabajos de filigrana, únicamente se lijan las partes que han sido soldadas.

Y finalmente se procede a la Limpieza y abrillantado de la pieza. En este proceso se lleva a cabo el lavado o limpieza de la pieza. Esto generalmente se hace con una mezcla resultante del ácido bórico con agua. Luego se procederá a sacarlas, para pasar al proceso del grateado el cual es otro lavado con ayuda de un cepillo llamado “grata” todo esto es realizado para eliminar cualquier impureza que haya quedado en la pieza.

Una vez culminado la importantisima etapa de limpieza de la joya, se procede a darle brillo; para esto se utiliza ácido sulfúrico, calentando la pieza con el soplete y sumergiéndola en el vitriolo, hasta que la pieza quede completamente blanca. Postreriormente con el cepillo de alambre o grata se pasa continuamente por el objeto esto ayudara a que los metales vuelvan a tener sus colores característicos.

El grabado es una técnica considerada infaltable en la fabricación de una joya puesto que este proceso distingue y caracteriza a la pieza de joyería.

El grabado constituye el acabado fino de las joyas. Las herramientas usadas para aplicar esta técnica generalmente son los buriles cuando se trata de hacer grabados en las placas de los anillos o pulseras. También se utilizan una herramienta conocida como pantógrafos la cual permiten reducir o aumentar el tamaño del dibujo que deseen. El proceso de grabado debe de realizarse con mucho detalle y cuidado para poder obtener una pieza de joyería excelente.

5 (100%) 3 votes

COLGANTE ÁRBOL DE LA VIDA || JOYAS DE CUARZO AMATISTA || JOYAS DE MALAQUITA

Compartir esto



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola